Es importante recordar que la recuperación de cada paciente es diferente. Las siguientes pautas deberían ayudar a responder muchas de sus preguntas. Por favor, no dude en contactarnos con cualquier inquietud adicional.



 

Día del tratamiento y hasta 2 semanas después del procedimiento

  • Puede reanudar las actividades normales de inmediato, pero tenga en cuenta que puede experimentar molestias y moretones en la vena tratada. TLos moretones pueden ser extensos en el muslo, pero generalmente sanan en 1-2 semanas. Si encuentra necesidad de tomar algo para aliviar el dolor, le recomendamos comenzar con 400mg de ibuprofeno cada 6-8 horas, tomados con alimentos. Si no puede tomar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos debido a una alergia u otra condición médica, es aceptable tomar Tylenol en su lugar; hasta 500 mg cada 12 horas. Si el dolor que experimenta parece severo (por ejemplo , no puede dormir o caminar debido al dolor) y no se alivia con los medicamentos antes mencionados, por favor llame a nuestra oficina o servicio de asistencia para obtener más ayuda. Típicamente, con la parte de flebectomía del tratamiento; los niveles de actividad más ligeros pueden estar justificados debido a la incomodidad que es más probable que se experimente durante las primeras 48 horas después del tratamiento.

 

  • Restricciones de actividad: por lo general, recomendamos esperar de 7 a 10 días antes de reanudar con rutina de ejercicios (por ejemplo, correr, levantar pesas, andar en bicicleta, etc.). También recomendamos abstenerse de levantar objetos que pesen más de 20lb. para el mismo plazo de tiempo. Hasta entonces, se recomienda un entrenamiento modificado (por ejemplo, se recomienda caminar, el uso de cintas de correr es correcto, evitar una inclinación, no correr o realizar actividades vigorosas, ejercicios de levantamiento de pesas específicos de las piernas y / o brazos ya que ejercen una fuerza extra sobre el inferior extremidades). Esto se recomienda porque la vena está en el proceso de sanación, y cualquier fuerza adicional puede hacer que la vena tratada se vuelva a abrir.

 

  • Nuestros procedimientos se realizan en un ambiente estéril en un esfuerzo por reducir el riesgo de infección. El riesgo de desarrollar una infección como resultado de estos procedimientos es extremadamente bajo. Sin embargo, para reducir aún más el riesgo, le pedimos que se abstenga de sumergirse en agua (es decir, piscinas, jacuzzis o bañeras) durante 7-10 días después de la procedimiento ya que este es el lapso por el cual usted es más susceptible a la infección. Ducharse está bien, pero le pedimos que espere 24 horas después de su procedimiento antes de quitar la venda (que se aplicó después del procedimiento) para ducharse.

 

  • Una sensación de estiramiento lo largo de la vena tratada es normal y previsible. Antes del tratamiento, las venas son muy flexibles. Sin embargo, una vez tratada, la vena se contrae y se convierte en tejido cicatrizal (típicamente se percibe como una sensación tipo cordon). Esto puede desarrollarse de 1 a 4 semanas después del tratamiento, y se resuelve con el tiempo.

 

  • Las áreas de inflamación pueden ser comunes después del tratamiento; estas áreas son rojas, hinchadas, sensibles y típicamente tienen una sensación de calor asociada. A medida que la vena tratada se cierra, puede causar una reacción inflamatoria. Esto puede ocurrir dentro de 1 semana después del tratamiento de ablación con láser o radiofrecuencia, o de 3 a 6 semanas después de los tratamientos de escleroterapia con espuma.

 

  • Sentirse endurecido, los nudos sensibles en las áreas de tratamiento también es normal; especialmente después de realizar una flebectomía ambulatoria. Normalmente nos referimos a esto como “sangre atrapada”, y ocurre cuando la sangre queda atrapada dentro de la vena tratada y los coágulos. Por lo general, estos no son peligrosos para su salud, sin embargo; pueden ser sensibles y cálidos al tacto. Para aliviar la incomodidad y promover el proceso de curación, recomendamos aplicar una toalla tibia y húmeda algunas veces al día, junto con un masaje suave. Esto ayudará con la reabsorción natural de estas áreas (sin intervención, esto aún ocurrirá, sin embargo estas recomendaciones acelerarán el proceso). Dependiendo del grado de incomodidad, también existe la posibilidad de realizar una trombectomía para producir un alivio inmediato. Esto implicaría anestesia en la área, una punción en la piel para sacar (exprimir) la sangre atrapada. Si sigue notando calor o enrojecimiento en la pierna asociado con dolor intenso (particularmente al caminar), fiebre o aumento de la hinchazón, llame a nuestra oficina o servicio de respuesta de inmediato, ya que esto podría indicar un coágulo de sangre más profundo (TVP) o infección.

 

  • La decoloración de la piel puede ocurrir cuando la vena tratada se encuentra cerca de la superficie de la piel.

 

  • Una vez tratados, los subproductos de la sangre son absorbidos por la piel que los recubre y poseen un componente de tinción.

 

  • Durante todo el proceso de sanación esto se aclarará, aunque puede tomar varios meses dependiendo del tamaño de la vena.

 

  • Las venas superficiales denominadas araña o venas reticulares pueden permanecer después de los tratamientos. Esto puede pasar por varios factores. A veces no podemos atenderlos debido a restricciones de seguros, ya que normalmente solo nos permiten una cierta cantidad de sesiones de escleroterapia por plan de tratamiento. Además, algunas venas requieren multiples tratamientos (en la misma vena) para hacer desaparecer completamente esa vena. Reevaluaremos estas venas en el seguimiento de un mes para determinar si se justifican o no más tratamientos. A veces, las compañías de seguros pagarán por otra sesión de escleroterapia visual. Sin embargo, si esto no es una opción, el doctor discutirá otras opciones de tratamiento con usted.

 

  • Algunos pacientes pueden experimentar una disminución y/o una pérdida de sensibilidad localizada en el área de tratamiento, especialmente a lo largo de la región del hueso de la espinilla y/o el tobillo. Esto se debe a irritación nerviosa, y se resolverá gradualmente durante todo el proceso de sanación.

1 mes después del procedimiento

  • La sanación todavía está ocurriendo, por lo tanto; tendrá lugar una mejora continua en sus síntomas. Es probable que algo de hinchazón sea visible, pero debería disminuir en los próximos 3-6 meses.


  • Algunos pacientes continúan sintiendo una sensación de “tensión” en la vena tratada, que todavía es normal en este punto del proceso de sanación, aunque debería comenzar a disminuir.


  • Es posible que haya nudos residuales/áreas de sangre atrapada, sin embargo, es posible que note que la sensibilidad que inicialmente sintió en el área está comenzando a disminuir. Esto sigue siendo normal y se recomienda continuar con toallas tibias y masajes suaves, como se indicó anteriormente.


  • Alrededor de este punto en el tiempo, es posible que se programe su ingreso para el examen de seguimiento de un mes posterior al procedimiento. Se pueden revelar nuevos hallazgos en el estudio de ultrasonido, ya que esta es la naturaleza crónica de la insuficiencia venosa. Si se necesitan tratamientos adicionales o no, se determinará en función de los síntomas individuales de cada paciente y los hallazgos del estudio de ultrasonido. Todo esto será discutido con usted en una consulta después de su estudio.


6 meses después del procedimiento

  • La mayoría de las personas descubren que los síntomas residuales de los procedimientos (entumecimiento, decoloración, áreas endurecidas, etc.) se habrán resuelto o se habrán reducido significativamente en este punto del proceso de sanación.


  • Si nota que estos síntomas están empeorando de alguna manera, o si aparecen nuevos síntomas (como dolor, hinchazón, pesadez, fatiga, etc.) le recomendamos que haga una cita de seguimiento, ya que esto podría indicar enfermedad venosa subyacente que puede necesita ser tratado.


Más de Seis Meses

  • La insuficiencia venosa se considera un proceso de enfermedad crónica y progresiva, por lo tanto, hemos eliminado aquellas venas que inicialmente se veían como reflujo o que no movían la sangre adecuadamente. Con el tiempo, otras venas pueden volverse disfuncionales, por lo que brindamos un servicio de vigilancia a nuestros pacientes. Recomendamos la reevaluación al mes, a los seis meses y al año después del procedimiento. Después de que se complete el primer año, necesitará citas anuales de seguimiento. Si en algún momento durante el proceso desarrolla síntomas nuevos o que empeoran, debe comunicarse con la oficina para programar una cita para la evaluación.


Radiofrequencia & Ablación por Láser

En cada uno de estos procedimientos similares, se introduce un catéter a través de la piel y en el área de la vena que requiere tratamiento. En el caso del tratamiento de radiofrecuencia, el catéter emite ondas de radio de alta frecuencia que calientan el tejido de la vena y la colapsan. Luego, el cuerpo “redirige” de forma natural el suministro de sangre alrededor de la vena cerrada, que luego se reabsorbe en el cuerpo. En el caso del tratamiento con láser, el catéter emite luz que calienta la vena y la colapsa. Ambos tratamientos se usan para tratar las venas varicosas pero no las arañas vasculares.

Los procedimientos del catéter constan de cuatro pasos principales:

  1. Mapeo de la vena safena
    Un procedimiento tipicamente comienza con una ecografía no invasiva de la vena varicosa, para poder rastrear su ubicación. Esto le permite a nuestro doctor determinar el sitio donde se insertará el catéter de ablación, y marcar la posición deseada de la punta del catéter para comenzar el tratamiento.
  2. Insertar el catéter de cierre o láser
    Nuestro doctor luego inyecta un volumen de líquido anestésico diluido en el área que rodea la vena. Esto adormece la pierna, ayuda a expulsar la sangre de la vena y proporciona una capa fluida fuera de la vena para proteger el tejido circundante. Luego, nuestro doctor accede a la vena safena o a la vena apropiada. El catéter de cierre o láser se inserta en la vena y avanza hasta el segmento más superior de la vena.
  3. Uso de la Radiofrecuencia o Energía Láser y retiro del Catéter
    Se usa ultrasonido no invasivo para confirmar la posición de la punta del catéter y el doctor activa el generador de RF, lo que hace que los electrodos en la punta del catéter calienten la pared de la vena a la temperatura deseada. A medida que la pared de la vena se calienta, la vena se contrae y el catéter se retira gradualmente. Durante el retroceso del catéter, que generalmente ocurre durante 1 a 2 minutos, el generador de RF ajusta el nivel de potencia para mantener la temperatura objetivo para reducir efectivamente el colágeno en la pared de la vena y cerrar la vena en una longitud extendida. El procedimiento con láser se realiza de la misma manera, usando un tipo diferente de catéter. Después de administrar anestesia local, se inserta una fibra láser a través de un catéter en la vena. El láser produce ráfagas cortas de energía y la vena colapsa.. La vena colapsada se encoge y desaparece. Esta técnica trata rápidamente las venas, y tarda de 10 a 20 segundos en realizarse.
  4. Seguimiento al Estudio de Ultrasonido
    Entre las 24 y 72 horas posteriores a su tratamiento, se utiliza una ecografía para detectar si existe una TVP (trombosis venosa profunda).

Flebectomía Ambulatoria

La flebectomía ambulatoria es un procedimiento quirúrgico menor destinado a eliminar venas varicosas superficiales antiestéticas y sintomáticas. Este procedimiento se realiza en un entorno ambulatorio mediante el uso anestesia local. La extracción quirúrgica de los segmentos de venas varicosas se puede lograr en una sola sesión o en sesiones separadas, dependiendo de la ubicación y la extensión de la red de venas que se eliminarán. Con frecuencia, las flebectomías ambulatorias se realizan rutinariamente al mismo tiempo que una ablación con láser o de radiofrecuencia. La técnica se realiza a través de pequeñas incisiones punzantes que generalmente no requieren suturas de piel para sanar. La vena abultada se extrae a través de estas pequeñas incisiones. Las incisiones pequeñas en forma de hendidura se curan rápidamente y después de 6-12 meses, son prácticamente imperceptibles. Temporalmente moretones e hinchazones pueden ocurrir después del procedimiento. El tiempo de recuperacion es inmediato y se recomienta la ambulacion despues de la cirugía. Un vendaje post-operativo se coloca en el area por 24 hora, para luego ser reemplazado por medias de compresíon por 1-2 semanas. Ls medias de compresíon ayuda a la sanación, y reduce el dolor post-operativo.

La Escleroterapia Visual y Escleroterapia Ecoguiada con Espuma

Cada uno de estos tratamientos se administra con una jeringa. Las arañas vasculares se tratan con un procedimiento seguro y rápido llamado escleroterapia visual. Se inyecta un químico llamado esclerosante en la vena del problema, lo llena e inicia una reacción que da como resultado el cierre de la vena. Luego, la sangre se redirige naturalmente a otras venas saludables alrededor del área afectada. El cuerpo eventualmente reabsorbe las venas tratadas.

La escleroterapia ecoguiada con espuma está diseñada para el tratamiento de las venas varicosas. Las espumas esclerosantes llenan las venas, que a menudo tienen un diámetro mayor que las venas normales debido a la acumulación de sangre; esto es lo que causa el aspecto “roñoso” o lleno de baches asociado con las venas varicosas. El doctor que administra el tratamiento utiliza ultrasonografía-ondas de sonido-para guiar el procedimiento para la máxima eficiencia y seguridad. La solución de espuma tiene la consistencia de crema de afeitar, que mejora el tratamiento de dos maneras distintas: Primero, la espuma desplaza la sangre dentro de la vena, permitiendo que la fuerza completa del agente esclerosante esté en contacto directo con la pared de la vena durante un período de tiempo prolongado; sin ningún efecto de dilación. En segundo lugar, la espuma es visible a través de imágenes de ultrasonido, y puede rastrearse fácilmente y guiarse hacia la fuente del problema venoso.

La escleroterapia visual se usa solo para las arañas vasculares más pequeñas. Se administra “visualmente”, lo que significa que su doctor no requiere el uso de ultrasonido para guiarse en el procedimiento. La escleroterapia o “terapia de inyección” es el tratamiento más común para arañas y venas varicosas en las piernas. Durante el tratamiento, se inyecta una solución química suave en la vena o vaso pequeño afectado. El agente esclerosante irrita las paredes del vaso, causando que colapse. El cuerpo luego absorbe la vena y la sangre se redirige a una vena sana, restaurando la circulación venosa adecuada en el área. Una sola sesión de tratamiento de escleroterapia implica inyecciones múltiples. Los pacientes describen que las inyecciones se sienten como un pinchazo o una picadura de mosquito. El número de sesiones de tratamiento necesarias varia de paciente a paciente, dependiendo de la cantidad de venas tratadas, el tiempo de cicatrización y el nivel de perfección cosmética deseado. Después de las inyecciones, se debe usar una media de compresión para ayudar a mantener la vena cerrada. Las actividades diarias normales pueden comenzar inmediatamente después del tratamiento.

El Uso de las Medias de Compresión

Nos damos cuenta de que a la mayoría de los pacientes no les gusta usar medias de compresión. Uno de los beneficios de realizar los procedimientos de cierre venoso es que no tiene que usar medias de compresión a diario para aliviar sus síntomas.

Sin embargo, debido a la naturaleza crónica de la enfermedad venosa, se recomienda el uso continuo de la media de compresión, particularmente durante períodos prolongados de pie o sentado. Esto es particularmente importante para recordar si viaja en un avión o automóvil durante un período prolongado de tiempo, ya que las medias ayudan a reducir el riesgo de desarrollar un coágulo de sangre (o TVP). A menos que haya sido indicado previamente por su doctor, una media de largo hasta la rodilla es adecuada para uso a largo plazo, en comparación con el estilo de muslo alto o medias panty.