Lo que los pacientes deben saber May-Thurner Síndrome

Escrito por Center for Vein Restoration
MTS síndrome de may thurner

El síndrome de May-Thurner puede aumentar su probabilidad de desarrollar coágulos sanguíneos peligrosos. Obtenga más información sobre los síntomas de esta afección dolorosa y cómo reducir su riesgo.

Para los pacientes preocupados por la posibilidad de trombosis venosa profunda (TVP), es imprescindible comprender los signos y síntomas del síndrome de May-Thurner. El síndrome de May-Thurner, a veces conocido como compresión de la vena ilíaca o síndrome de Crockett, lleva el nombre de los dos médicos que definieron por primera vez la afección. Ocurre cuando la arteria ilíaca derecha ejerce presión sobre la vena ilíaca izquierda en la pelvis.

Con la presión adicional en esta área, los pacientes pueden correr el riesgo de desarrollar TVP o coágulos de sangre en la pierna izquierda. Esto puede causar hinchazón dolorosa e incluso provocar una embolia pulmonar potencialmente mortal (un coágulo de sangre en los pulmones).

Si bien el síndrome de May-Thurner puede causar serias complicaciones de salud, existen opciones de tratamiento efectivas disponibles. Con la atención adecuada de un especialista en venas calificado, puede obtener el apoyo que necesita para gestionar los riesgos.

 

¿Qué causa el síndrome de May-Thurner?

El síndrome de May-Thurner se desarrolla al azar, sin predisposición genética transmitida de generación en generación. Sin embargo, ciertas poblaciones e historias de salud hacen que sea más probable que ocurra la afección. Por ejemplo, si eres mujer, acabas de tener un hijo o has tenido más de un hijo, estás en mayor riesgo. Los factores contribuyentes adicionales incluyen escoliosis, deshidratación y una predisposición a la coagulación de la sangre.

Aunque las venas y las arterias que se cruzan entre sí son típicas, en el síndrome de May-Thurner la arteria ilíaca derecha presiona la vena ilíaca izquierda contra el hueso. Con una mayor presión sobre una abertura más estrecha, los pacientes corren el riesgo de TVP.

 

Conoce los síntomas

Identificar el síndrome de May-Thurner puede ser difícil hasta que se desarrolle la TVP. Si eso sucede, los pacientes pueden notar cambios en el color de la piel, hinchazón, latidos, calambres, piel caliente y venas dilatadas.

Si esto ocurre, debe buscar atención médica. Primero, los especialistas realizarán un examen físico de la pierna izquierda. También pueden recomendar una tomografía computarizada, resonancia magnética, ultrasonido o venograma para comprender mejor la presión que se ejerce sobre las venas afectadas.

Sin embargo, es posible que la TVP se vuelva aún más grave y cause un coágulo de sangre en los pulmones. Si experimenta dolor en el pecho, dificultad para respirar, una frecuencia cardíaca superior al promedio y desmayo, con la posibilidad adicional de toser sangre, debe llamar al 911 de inmediato.

 

Elegir el tratamiento correcto

Para los pacientes con síndrome de May-Thurner, hay varias opciones de tratamiento disponibles. En primer lugar, los especialistas trabajarán para tratar cualquier coágulo de sangre que se encuentre actualmente en su sistema. Luego, comenzarán a recomendar opciones que eviten que se formen nuevos coágulos.

Para tratar los coágulos actuales, los especialistas pueden recetar anticoagulantes, terapia trombolítica o trombectomía quirúrgica según la gravedad. Para evitar que se formen nuevos coágulos o bloquear la entrada de los coágulos a los pulmones, los pacientes pueden necesitar un procedimiento para mover la arteria ilíaca derecha, una angioplastia y un stent acompañante, o una cirugía de derivación, entre otras opciones.

Independientemente de los tratamientos que recomienden los especialistas, es importante que obtenga la atención que necesita si tiene, o le preocupa que pueda tener, el síndrome de May-Thurner. Al programar una consulta con el Centro para la Restauración de Venas, puede hablar con especialistas experimentados y calificados que pueden encontrar el tratamiento adecuado para sus necesidades específicas y su historial de salud.


Paso 1 / 4

¿Desea programar una consulta médica?

Me parece estupendo. ¿Cúal es su nombre?

¡Es un placer conocerlo! ¿Cuál es la mejor forma de comunicarse con usted?

Perfecto. Nos comunicaremos con usted en las próximas 24 horas.

Encuentre un CVR más cercano

Compartir