¿Cuáles son las últimas opciones de tratamiento para las venas?

Escrito por Center for Vein Restoration
Blog Image Latest Vein Treatment Options

El Centro para la Restauración de Venas ofrece los avances más recientes en el tratamiento de venas problemáticas. Estos procedimientos ambulatorios mínimamente invasivos pueden liberarte del dolor, la hinchazón y la vergüenza de las venas varicosas de una vez por todas, con poco tiempo de inactividad.

La insuficiencia venosa crónica (IVC), una condición caracterizada por una circulación sanguínea deficiente, es común en los Estados Unidos. Según la Biblioteca Nacional de Medicina (NIH), se estima que entre seis y siete millones de adultos en el país sufren de IVC. Esta condición se manifiesta con piernas hinchadas, dolorosas, pesadas, venas varicosas y cambios en la piel, y si no se aborda a tiempo, la IVC puede provocar úlceras cutáneas y coágulos sanguíneos.

Afortunadamente, los tratamientos de venas ambulatorios de hoy en día toman una hora o menos y son seguros, efectivos y sin dolor. Sigue leyendo para conocer los últimos tratamientos de venas ofrecidos en tu Centro para la Restauración de Venas local (CVR).

¿Qué causa la insuficiencia venosa crónica?

Las venas de las piernas están equipadas con pequeñas válvulas que impulsan la sangre desoxigenada hacia el corazón. Una variedad de factores, desde predisposición genética hasta hábitos de vida, pueden debilitar estas válvulas, resultando en una condición conocida como reflujo venoso. Esta condición permite que la sangre fluya hacia atrás y se acumule en las venas, lo que lleva a edema (hinchazón de las piernas), dolor, calambres, picazón y otros síntomas molestos.

Cambios en el estilo de vida para manejar problemas de venas

Los métodos conservadores son excelentes para reducir los síntomas de la IVC, pero para revertir las venas varicosas y otros signos de la IVC, son necesarios los procedimientos de tratamiento de venas. Los procedimientos comunes incluyen:

Usa medias de compresión: Disponibles en diferentes fuerzas y longitudes, las medias de compresión comprimen suavemente las venas para que la sangre fluya suavemente. Se recomiendan si necesitas estar sentado o de pie durante largos períodos.

Eleva las piernas: Levanta tus piernas tres veces al día durante unos 30 minutos para drenar la sangre de las piernas hacia el corazón. La pose de yoga de piernas hacia arriba en la pared es otra excelente manera de hacer circular la sangre desde tus piernas de regreso hacia tu corazón. Según la Clínica Cleveland, la pose, llamada viparita karani, proporciona los beneficios de la inversión sin estresar o tensar el cuello y la cabeza. Con el torso y la cabeza acostados en el suelo, las piernas se invierten hacia arriba en una pared. Esta relajante pose puede reducir la hinchazón al devolver los líquidos corporales almacenados en las piernas de nuevo a la circulación.

Cambia tu dieta: Perder peso reduce la tensión excesiva en tus venas. Consume una dieta amigable para las venas de frutas, verduras y alimentos ricos en fibra. Elimina la sal, que te hace retener agua y promueve la hinchazón.

Haz más ejercicio: Los ejercicios suaves y de bajo impacto como caminar y andar en bicicleta trabajan los músculos de la pantorrilla, lo que a su vez ayuda a empujar la sangre a través de las venas.

Procedimientos comunes para eliminar venas problemáticas

Históricamente, el tratamiento de las venas varicosas implicaba un procedimiento invasivo que requería una larga estadía hospitalaria. Afortunadamente, los tratamientos de venas de hoy en día han evolucionado y mejorado significativamente. Los procedimientos mínimamente invasivos se realizan de forma ambulatoria. Los pacientes pueden volver a sus rutinas normales de inmediato con pocas restricciones.

Si estás considerando someterte a un tratamiento de venas, tu médico especialista en venas diseñará un plan de tratamiento para ti, comenzando con terapias conservadoras como las siguientes:

Escleroterapia: La escleroterapia se considera el tratamiento estándar para las venas de araña y las venas varicosas más pequeñas. Durante el procedimiento, el médico inyecta una solución segura a base de suero en la vena. El esclerosante irrita y colapsa la pared de la vena, siendo eventualmente absorbido por el cuerpo.

Ablación térmica: La ablación térmica elimina la vena enferma utilizando calor de láser o de ondas de radio de alta frecuencia.

Flebectomía ambulatoria: Las venas grandes cercanas a la superficie de la piel se tratan utilizando la flebectomía ambulatoria. La vena hinchada se elimina a través de dos pequeñas incisiones en la piel.

Además de estos populares tratamientos de venas, han surgido terapias más nuevas en los últimos años que son altamente efectivas:

VenaSeal: El especialista en venas inyectará un adhesivo médico patentado para sellar y cerrar la vena enferma. VenaSeal evita la aplicación de calor, que puede ser incómodo para algunos pacientes. No se necesita anestesia.

Varithena: Se inyecta microespuma a través de un catéter, sellando la vena. La sangre se desvía hacia venas saludables cercanas.

ClariVein: ClariVein implica el uso de un dispositivo mecánico-químico que administra un esclerosante mientras una punta giratoria pequeña se mueve a través de la vena para destruirla.

La mayoría de estos procedimientos requieren solo anestesia local, y los pacientes pueden conducir a casa desde la cita. La recuperación es breve, con solo restricciones menores. Es posible que se te pida que uses medias de compresión para promover la curación y la circulación. Aunque se debe evitar el ejercicio extenuante durante unas pocas semanas después, se fomenta caminar.

¿Estás considerando un tratamiento de venas? ¡Tienes opciones!

Si bien la insuficiencia venosa crónica puede no ser potencialmente mortal, su impacto en la calidad de vida puede ser profundo. La intervención temprana es clave para prevenir complicaciones como úlceras venosas y coágulos sanguíneos.

Gracias a los avances en los tratamientos de venas ambulatorios, ¡los días de cirugía invasiva y largas estadías hospitalarias son cosa del pasado! Hoy en día, las personas tienen acceso a una variedad de opciones mínimamente invasivas, cada una prometiendo alivio seguro, efectivo y prácticamente indoloro de los síntomas de la IVC.

¡El Centro para la Restauración de Venas puede ayudar!

El Centro para la Restauración de Venas (CVR), el centro de venas dirigido por médicos más grande de Estados Unidos, tiene oficinas en todo el país. Todas las clínicas de venas están dirigidas por médicos certificados por la junta con años de experiencia en el tratamiento de todas las etapas de la enfermedad venosa utilizando procedimientos en consultorio de última generación.

Dirigido por médicos certificados por la junta en todas las ubicaciones de CVR, las personas pueden embarcarse en un viaje hacia piernas más saludables y felices. No dejes que la IVC te detenga: explora tus opciones y recupera la libertad de vivir tu vida plenamente, sin la carga del malestar relacionado con las venas.

Llama al 240-965-3915 para hablar con un Representante de Servicios para Pacientes o agenda tu consulta en línea en un CVR cerca de ti hoy mismo.

CVR acepta muchos seguros, incluidos Aetna, Amerigroup, Anthem, Blue Cross/Blue Shield, Cigna, MultiPlan, Medicaid, Medicare y más.


Encuentre un CVR más cercano

Compartir