Síntomas de coágulos de sangre: a qué prestar atención

Escrito por Center for Vein Restoration
Blood Clot Symptoms What To Watch For

Los coágulos de sangre son fundamentales para el proceso de curación del cuerpo, pues ayudan a detener el sangrado después de una lesión. Sin embargo, si se desarrollan inesperadamente, también pueden presentar riesgos importantes para la salud.

La detección y el tratamiento tempranos de los coágulos de sangre son cruciales para prevenir complicaciones potencialmente mortales. Los pacientes deben reconocer los síntomas de los coágulos de sangre para su detección y prevención temprana. Algunos pacientes pueden mostrar síntomas como hinchazón, dolor y malestar, mientras que es posible que otros no tengan ningún síntoma o no los reconozcan.

Comprender a qué prestar atención puede tener un impacto significativo en su salud y bienestar.

¿Qué es un coágulo de sangre?

La coagulación es una función corporal normal que previene el sangrado excesivo cuando nos lesionamos. Sin embargo, los coágulos de sangre también pueden formarse inadecuadamente dentro de los vasos sanguíneos, dando lugar a problemas de salud graves. Los coágulos de sangre pueden alterar el flujo sanguíneo saludable y ser potencialmente peligrosos, provocando un ataque cardíaco, trombosis venosa profunda (TVP) o embolia pulmonar (EP). Una trombosis venosa profunda, o TVP, es un tipo específico de coágulo de sangre que se forma en una vena profunda, generalmente en las piernas. La TVP es una afección grave porque el coágulo puede desplazarse a los pulmones y causar una embolia pulmonar, que puede poner en peligro la vida.

Los coágulos de sangre o la trombosis pueden afectar a cualquier persona, pero ciertos factores pueden aumentar el riesgo. Comprender estos factores de riesgo es vital para la prevención y detección temprana de coágulos de sangre.

Los factores de riesgo para desarrollar coágulos de sangre incluyen, entre otros:

Condiciones médicas: los pacientes con afecciones médicas como enfermedades cardíacas, enfermedades inflamatorias como lupus, enfermedad renal crónica, hipertensión, trastornos de coagulación o antecedentes familiares de coágulos de sangre tienen un mayor riesgo de desarrollar coágulos de sangre. Hable con su especialista vascular si tiene algún diagnóstico subyacente o antecedentes familiares para que pueda ayudarle a tomar medidas preventivas para proteger su salud vascular.

Factores hormonales y de género: las mujeres tienen un mayor riesgo de sufrir coágulos de sangre debido a cambios hormonales que pueden aumentar los riesgos de coagulación, incluyendo el embarazo, el período posparto o tomar medicamentos que contienen estrógenos, como las píldoras anticonceptivas o la terapia de reemplazo hormonal durante la menopausia. Las mujeres deben hacerle saber a su médico o especialista vascular si notan algún cambio visible en sus venas o si empiezan a tomar un nuevo medicamento hormonal para prevenir el riesgo de desarrollar coágulos de sangre.

Períodos de inmovilidad: períodos prolongados de permanecer sentado o acostado, por ejemplo, durante un vuelo largo o un viaje en automóvil, y períodos prolongados de reposo en cama, específicamente después de una cirugía, pueden aumentar las posibilidades de desarrollar coágulos de sangre.

Factores del estilo de vida: ciertas elecciones y condiciones de estilo de vida, incluyendo el tabaquismo y el estilo de vida sedentario, aumentan el riesgo de desarrollar coágulos de sangre.

Obesidad: el exceso de peso corporal, especialmente en el abdomen, puede comprimir las venas de la pelvis y las piernas, lo que reduce el flujo sanguíneo y aumenta el riesgo de que se formen coágulos en las extremidades inferiores.

Los pacientes con estos factores de riesgo deben hablar con su proveedor médico sobre su salud vascular y los beneficios de consultar a un especialista vascular, especialmente si tienen antecedentes de arañas vasculares o várices o cambios en su salud vascular.

¿Cuáles son los síntomas de un coágulo de sangre?

Los síntomas de los coágulos de sangre pueden variar dependiendo del tipo y la ubicación del coágulo. Los síntomas comunes de los coágulos de sangre de la TVP incluyen:

Si muestra los síntomas indicados anteriormente o le preocupa que la trombosis venosa profunda pueda ser la causa de sus síntomas, por favor, busque atención médica inmediata. La trombosis venosa profunda puede derivar en una emergencia médica potencialmente mortal. Center for Vein Restoration (CVR) brinda un servicio para descartar la TVP para pacientes que presentan síntomas de TVP. Nuestro servicio integral incluye una tomografía de TVP, tratamiento, información y atención de seguimiento. Comuníquese con la línea directa de TVP al 877-SCAN-DVT (844-568-3691).

Los síntomas de una embolia pulmonar (EP) son más graves y pueden incluir:

  • Dificultad para respirar repentina e inexplicable

  • Dolor en el pecho o cambio en el ritmo cardíaco

  • Mareos o desorientación

También se pueden presentar síntomas menos comunes, como dolores de cabeza inexplicables o cambios en la visión. Es posible que algunos pacientes no muestren los síntomas típicos de un coágulo de sangre, así que hable con su especialista vascular si tiene fatiga inexplicable o repentina, o cambios en sus várices. Estos podrían indicar la posibilidad de un coágulo de sangre.

Consulte a su especialista vascular si tiene antecedentes de coágulos de sangre, antecedentes familiares de trastornos de coagulación o afecciones subyacentes como hipertensión o diabetes. Es posible que algunas personas con coágulos de sangre no manifiesten ningún síntoma.

La detección y el tratamiento tempranos son muy importantes para prevenir complicaciones graves y potencialmente mortales. No tarde en buscar atención si cree que sus síntomas podrían estar relacionados con un coágulo de sangre.

¿Cómo diagnosticará mi especialista vascular un coágulo de sangre?

El diagnóstico de coágulos de sangre conlleva varias pruebas y un análisis exhaustivo de su historial médico y sus síntomas con un especialista vascular. Su médico le preguntará por sus síntomas, historial médico y cualquier factor de riesgo de coágulos de sangre, como cirugías recientes, períodos de inmovilidad prolongada, como viajes en avión, o antecedentes familiares de trastornos de coagulación. El médico también examinará el área afectada en busca de signos como hinchazón, enrojecimiento, calor y sensibilidad.

Su especialista vascular puede pedirle que se someta a pruebas como imagenología y análisis de sangre, incluyendo una ecografía, una tomografía computarizada o una resonancia magnética, y un análisis de sangre del dímero D, para ayudar a encontrar y diagnosticar la ubicación del coágulo de sangre.

Las opciones de tratamiento para los coágulos de sangre varían dependiendo de la gravedad del coágulo y su ubicación en el cuerpo. Estas incluyen medicamentos como anticoagulantes para prevenir coagulaciones futuras y trombolíticos para disolver los coágulos existentes.

¿Puedo prevenir los coágulos de sangre?

Los cambios saludables en el estilo de vida pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar coágulos de sangre y tomar medidas preventivas puede beneficiar la salud vascular en general. Prevenir los coágulos de sangre es crucial para mantener la salud cardiovascular y evitar complicaciones graves como la trombosis venosa profunda (TVP) y la embolia pulmonar (EP).

Asista a todas sus citas: si está consultando a un especialista vascular o tiene algún diagnóstico subyacente que pueda aumentar su riesgo de desarrollar coágulos de sangre, como antecedentes de coágulos de sangre, hipertensión o diabetes, asista a sus citas programadas regularmente con su proveedor de atención primaria y especialistas vasculares.

Asistir a todas sus citas crea una continuidad de la atención para que pueda analizar cualquier cambio en sus síntomas y asegurarse de que sus problemas médicos se aborden correctamente. Tome todos sus medicamentos siguiendo las indicaciones y consulte a su especialista vascular antes de comenzar cualquier plan de alimentación o ejercicio para saber si es adecuado para usted.

Mantenga su peso y su dieta: recuerde mantener una dieta equilibrada y un peso saludable para reducir el riesgo de desarrollar coágulos de sangre.

Una dieta rica en frutas, verduras, cereales integrales, grasas saludables y proteínas magras puede ayudar a su salud general y reducir el riesgo de desarrollar coágulos de sangre. Limite el consumo excesivo de sal y azúcar, que pueden contribuir a la hipertensión y la diabetes, aumentando el riesgo de que se formen coágulos de sangre.

Manténgase hidratado y evite el alcohol, las bebidas azucaradas o con alto contenido de cafeína. Centrarse en una dieta saludable puede ayudar a los pacientes con obesidad a controlar su peso y disminuir su riesgo de desarrollar coágulos de sangre.

Realice actividad física frecuente: la actividad física frecuente ayuda a mantener el flujo sanguíneo y reducir el riesgo de coágulos. Participe en actividades de bajo impacto como caminar, andar en bicicleta, nadar, hacer yoga o trotar.

Si permanece sentado durante períodos prolongados, por ejemplo, durante el trabajo o un viaje, tome descansos para ponerse de pie y moverse. Puede incorporar pequeños cambios mientras está sentado en un escritorio o en un avión flexionando y extendiendo los tobillos y las rodillas para promover la circulación.

Deje de fumar/vapear: busque recursos y el apoyo de su especialista vascular o proveedor de atención primaria si está interesado en dejar de fumar/vapear o usar productos de tabaco.

Tome precauciones al viajar: si toma un vuelo largo o hace un viaje en automóvil, tómese el tiempo adecuado para moverse, levantarse y estirarse, y caminar por el pasillo durante vuelos largos o viajes en tren.

Cuando se detenga para descansar mientras conduce, camine un poco para mejorar el flujo sanguíneo y reducir el riesgo de coágulos de sangre. Hable con su especialista vascular para analizar si le convendría usar medias de compresión durante viajes prolongados. Pueden proporcionar soporte vascular y ayudar a minimizar la hinchazón.

Prevenir los coágulos de sangre conlleva hacer cambios en el estilo de vida, seguir las indicaciones de su especialista vascular y conocer los factores de riesgo. Puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar coágulos de sangre siendo activo, manteniendo una dieta y un peso saludables, evitando fumar y siguiendo y tomando precauciones durante los viajes y la atención posquirúrgica.

Atención vascular experta en Center for Vein Restoration

Comprender los síntomas de los coágulos de sangre y saber cuándo buscar atención médica puede marcar una diferencia que salva vidas. La detección y el tratamiento tempranos son vitales para prevenir complicaciones graves. Si está en riesgo o ha padecido coágulos de sangre, manténgase alerta y sea proactivo en el control de su salud.

Si le preocupan los coágulos de sangre o desea obtener más información, programe una cita en Center for Vein Restoration hoy mismo. Nuestros expertos en venas están a su disposición para ayudarle a mantenerse saludable e informado. Póngase en contacto con nosotros para programar su consulta o busque un Center for Vein Restoration cerca de usted.


Encuentre un CVR más cercano

Compartir