5 maneras de mantener a raya las venas varicosas y arañas durante el embarazo

Escrito por Center for Vein Restoration
embarazada hermosa día soleado

Siga estos consejos para controlar la hinchazón, el dolor y otras complicaciones relacionadas con las venas durante el embarazo.

Si bien las mujeres embarazadas generalmente luchan con dolores, náuseas y fatiga, muchas sufren también de varices y arañas vasculares. Según Aetna, del 20 al 25% de las mujeres adultas en los países desarrollados tienen venas varicosas visibles, y el embarazo solo agrava el problema. Dado que el volumen de sangre del cuerpo aumenta durante el embarazo, ejerce una mayor tensión en los vasos sanguíneos, especialmente en las piernas, las nalgas, la pelvis y los pies, lo que agota aún más las venas ya dilatadas.

Si bien las venas varicosas y de araña rara vez amenazan la salud de una mujer embarazada, aún pueden causar un dolor considerable, frustración y vergüenza. Afortunadamente, los problemas venosos como estos son relativamente fáciles de resolver. Aquí hay algunos consejos y trucos para ayudar a mantenerlos bajo control.

1. Salir

Tomar varios trabajos cortos durante el día mejorará la circulación en su cuerpo y disminuirá la hinchazón en sus venas. Las mujeres en las últimas etapas de sus embarazos también pueden considerar ejercicios de menor impacto como natación, yoga y ciclismo estacionario. En cualquier caso, asegúrese de consultar a su obstetra / ginecólogo antes de comenzar cualquier nuevo régimen de ejercicio.

2. No te quedes quieto

Si bien las mujeres embarazadas necesitan mucho descanso, sentarse durante períodos prolongados puede restringir el flujo sanguíneo e irritar las venas. Si necesita relajarse, mantenga la sangre en movimiento elevando los pies. Flexionar y señalar sus pies elevados también promoverá la circulación.

3. Comprimir el estrés

Puede reducir la inflamación venosa usando medias de compresión ajustadas. Estos calcetines aplican la mayor presión en la parte inferior de la pierna, estimulando el flujo sanguíneo desde los tobillos hacia arriba hasta la región pélvica. Solo use las medias antes de salir de la cama por la mañana y úselas durante todo el día. Incluso puede notar que la presión adicional aliviará los dolores en los pies.

4. Comodidad primero

Evite la ropa restrictiva siempre que sea posible, ya que la ropa interior elástica, los cinturones ajustados y los zapatos mal ajustados pueden agravar las arañas vasculares y las venas varicosas. Use ropa y accesorios más holgados para garantizar la comodidad y la circulación adecuada.

5. Come y bebe bien

El estreñimiento puede causar hemorroides (venas varicosas rectales), por lo que debe mantenerse hidratado durante todo el día para evitar movimientos intestinales tensos. Comer alimentos ricos en fibra y bajos en sal también limitará la angustia intestinal, la ayudará a mantener un peso saludable durante el embarazo y reducirá la hinchazón en las venas.

Según WomensHealth.gov, las varices y las arañas vasculares generalmente mejoran dentro de los tres meses posteriores al parto a medida que se normalizan los niveles hormonales y sanguíneos. Si la hinchazón no disminuye, ciertos procedimientos con láser y calor están disponibles después del embarazo.

Tenga en cuenta la sensibilidad, el sangrado venoso, las erupciones cutáneas, las llagas o los cambios en el color de la piel. Si tiene alguna otra inquietud acerca de sus venas, asegúrese de consultar a un especialista en venas durante su embarazo para evaluar sus venas y disminuir el riesgo de dolor a corto plazo y daño a largo plazo.


Paso 1 / 4

¿Desea programar una consulta médica?

Me parece estupendo. ¿Cúal es su nombre?

¡Es un placer conocerlo! ¿Cuál es la mejor forma de comunicarse con usted?

Perfecto. Nos comunicaremos con usted en las próximas 24 horas.

Encuentre un CVR más cercano

Compartir